El Senado investigará el endeudamiento y la gestión judicial de Mauricio Macri


l Senado sancionó este jueves el primer paquete de leyes debatidas en sesiones virtuales como consecuencia del distanciamiento social impuesto por la pandemia de coronavirus. Mientras se cerraba esa sesión histórica, el oficialismo dejó en claro que la vicepresidenta Cristina Kirchner prepara una ofensiva legislativa con el objetivo de investigar a la administración de Mauricio Macri, con eje en la deuda y la supuesta manipulación de la Justicia.

“Queremos tener certezas de quiénes se beneficiaron con esta deuda impagable”, sentenció el jefe del bloque oficialista del Senado, José Mayans (Frente de Todos-Formosa), en el cierre de la sesión, la segunda que celebra la Cámara alta mediante el sistema de videoconferencia.

Lo que Mayans no dijo es que su bloque ya tiene preparado un proyecto de resolución para investigar en el Congreso la progresión del endeudamiento durante el macrismo.

La iniciativa fue firmada por toda la bancada del Frente de Todos, pero salió del despacho de Oscar Parrilli (Neuquén), miembro conspicuo del Instituto Patria y “alter ego” de Cristina Kirchner en la Cámara alta. En otras palabras, el neuquino ejecuta todas las acciones que la vicepresidenta tiene vedadas por no ser legisladora.

Al día siguiente, miércoles, está convocada la Comisión de Justicia, que preside Parrilli. La cita tiene temario “a confirmar”, pero Mayans levantó anoche el velo al anunciar que su bancada también quiere investigar los supuestos “aprietes” de funcionarios macristas a la Unidad Amia para beneficiar a los exfiscales de la causa del atentado contra la mutual judía Eamon Mullen y José Barbaccia.

A esta decisión de Cristinas Kirchner de pasar a la ofensiva contra el macrismo, al que acusa de haberla perseguido judicialmente, se suma la cada vez más firme intención del kirchnerismo de avanzar con el tratamiento en el Congreso de temas de fondo, que excedan el marco de la emergencia sanitaria por el coronavirus.

Así, son fuertes los rumores que indican que la mendocina Anabel Fernández Sagasti, otra “alter ego” legislativa de la vicepresidenta en el Senado, analiza convocar a la Comisión de Acuerdos, que preside, para darle trámite el pliego que nomina a Daniel Rafecas como procurador general.

Mientras el oficialismo prepara su contraataque, el Senado volvió a sesionar de manera virtual y sancionó tres leyes con el voto unánime de 71 legisladores.

Uno de ellos contempla la exención en el impuesto a las Ganancias para las horas extras y las guardias obligatorias que personal de la salud y de fuerzas armadas y de seguridad vienen cumpliendo con motivo de la pandemia. Aunque lo votó, Juntos por el Cambio cuestionó que la iniciativa excluya de sus beneficios a quienes cobran menos que el mínimo no imponible. “Lo mejor hubiese sido una suma fija”, dijo Esteban Bullrich (Pro-Buenos Aires).

Por último, también se convirtieron en ley un programa de seguridad para el personal de la salud y un nuevo marco jurídico que regula el vínculo jurídico de la Cruz Roja con el Estado Nacional. En este caso, la oposición se abstuvo en tres artículo que podrían dar lugar a que el organismo pueda convertirse en instrumento político.